Verdad & Consecuencia

Desde sus inicios la fotografía planteó el dilema entre verdad y belleza. Parecía que si había la una, la otra quedaba relegada, y viceversa.

El nuevo modo de representar el mundo hirió casi de muerte a los viejos métodos que habían hecho del concepto de belleza algo que solo se veía en los cuadros, en las esculturas y en los grandes palacios, porque en la vida cotidiana no aparecían por ningún lado.

De la mano de la fotografía, apareció el concepto de las apariencias verdaderas (basado en la enorme credibilidad de la cámara como instrumento «objetivo» para producir imágenes).

Los puristas de la belleza contraatacaron y utilizaron todas las armas posibles para imponer su visión.  Y acá estamos todavía, en el siglo XXI asociando lo bello con lo ideal. Y lo verdadero con lo feo. 🙁

Edward Weston fue uno de los grandes evangelizadores de la fotografía sin retoque. Y probó que lo verdadero y lo bello pueden ser sinónimos.

Pero hay otro tipo de enfrentamientos más sutiles y jugosos para la discusión. Hace pocas semanas fui a la inauguración de Claudio Larrea (amigo y gran fotógrafo) en el Centro Cultural Recoleta. «El amante de Buenos Aires» (como se tituló la expo) se dedicó a fotografiar solo los lugares arquitectónicamente bellos y eliminar de la vista todo aquello que sea una irrupción sin estilo, o directamente un vandalismo, sobre el paisaje de la capital.

El resultado de esta búsqueda es una ciudad que nadie ve, pero que sabemos que aún está ahi gracias a Claudio.

Por contrapartida, vi hace poco en PROYECTO HALURO, la revista que lanzó Camila López Pozner, una visión diferente de la ciudad (¿más verdadera?) de la mano de jóvenes fotógrafos como Gastón Reboreda y Mariano Brizzola. Vean sus fotos, comparen estos paisajes, sus detalles. (arriba)

A esta altura del año ( y leyendo los diarios de la mañana…) ya pienso que cualquier cosa que sea verdad, es necesariamente bella. ¿Ustedes qué piensan?

El broche de este posteo divagante es otra linda novedad: la revista ALBAHACA (arriba), que dedica su número 2 al tema Ventanas. Y de eso se trata la fotografía! una ventana hacia otros mundos, bellos y verdaderos, a los que hay que darles espacio y tiempo para contemplarlos y aprender de ellos