VIDAS PARALELAS

A principios de los años 50 en Nueva York todavía se respiraba el aire de la posguerra y ya hacía algún tiempo que la revitalizada economía de los Estados Unidos tenía un efecto arrollador en el mundo entero. Fue la época de los mad men de la Avenida Madison, de Lucky Strike, y del Cadillac

Pero mientras la cultura del consumo, el Macartismo y la guerra de Corea capturaban la atención de la ciudad (y del país entero), varios jóvenes fotógrafos y fotógrafas patrullaban las calles de Nueva York capturando instantes de la vida cotidiana. Entre esos intrépidos, había dos chicas muy particulares, Diane Arbus y Vivian Maier. Hacia 1956, Maier se mudó a Chicago y no regresó a NY si no esporádicamente. Me gusta imaginar que Vivian visitó la muestra Nuevos Documentos en el MOMA en 1967, pero en ese entonces no existían las cámaras de vigilancia así que nunca lo sabremos.  Aunque es probable que Maier, que compraba revistas compulsivamente, conociera algo de las fotografías que Arbus publicó en Esquire o en el New York Times Magazine en los años 60. Nunca lo sabremos.

Lo cierto es que si nos tomamos el trabajo de ver las fotografías que ambas tomaron más o menos en la misma época y en el mismo lugar, encontraremos muchas más similitudes que diferencias. Arbus todavía no se había comprado su primera cámara 6×6, mientras que Maier, que siempre fotografió con su Rolleicord, utilizaría el formato de 35 mm más tarde. No tenemos a mano copias hechas por Maier, pero por lo que se puede apreciar, su técnica era bastante superior a la de Arbus, al menos para los estándares de la época. Lo que si las unía definitivamente era la temática que buscaban en las calles. Pero mientras Arbus se interesó más por algunos prototipos de la clase media (al menos en esos primeros tiempos), Maier siempre fotografió personajes de barrios más pobres. Ambas se apasionaban fotografiando niños.

En marzo, podremos apreciar de cerca (por primera vez en Argentina) la obra de Vivian Maier en FoLa (Fototeca Latinoamericana).  Y en julio, justo un mes después de que finalice la muestra,  en el MALBA se inaugurará En el principio de Diane Arbus, la misma exposición que curó  Jeff L. Rosenheim para el Metropolitan de Nueva York.

Dos fotógrafas extraordinarias, más o menos de la misma edad  y que tal vez nunca se conocieron, fotografiando aquella ciudad en una época convulsionada. Los invito a que hagamos una pequeña investigación por nuestra cuenta y lo vamos comentando. Acá les subo dos fotos de cada una de esos años, sigamos nuestra exploración. Tal vez descubramos algo importante. ¿Quién empieza?

Fotos: (De arriba hacia abajo)  Vivian Maier, mayo de 1953. Diane Arbus, 1954. Vivian Maier, 1954. Diane Arbus, 1957.